Arranca trabajo de cultura en 720 municipios

El mes de junio será decisivo para la política de Cultura Comunitaria, la apuesta de la actual administración para llegar a 720 municipios y establecer actividades culturales de fácil acceso y que involucre activamente a las comunidades.

Será a partir de junio y hasta el mes de diciembre que se desplegarán las acciones en 10 regiones en las que se dividió la extensión geográfica del país para implementar este programa que tiene un presupuesto de 400 millones.

En entrevista con Esther Hernández, directora de Vinculación Artística de la Secretaría de Cultura federal, la funcionaria dijo que el trabajo que ha venido haciendo, desde el anuncio del programa de Cultura Comunitaria, el 25 de febrero de este año en San Pablo del Monte, Tlaxcala, ha sido entablar comunicación y gestión con instituciones culturales y comunidades en 139 municipios del país para determinar cuáles serán las actividades permanentes en estos lugares.

Dijo que ha hecho el trabajo de asegurar “todo lo que tiene que ver con garantizar la seguridad de las personas que van a participar con nosotros, en los equipos de trabajo. Ese avance en gestión es importante para el momento en el que empiecen las actividades permanentes”, refirió.

También aseguró que se han realizado acciones concretas de arranque de los cuatro ejes que contempla el programa de Cultura Comunitaria: Misiones por la Diversidad Cultural; Comunidades Creativas y Transformación Social, y Semilleros Creativos y Territorios de Paz.
En junio comienza el trabajo territorial

“El mes de junio es crucial para nosotros, porque es cuando empieza el despliegue territorial, estamos planeando iniciar entre 80 y 120 Semilleros Creativos para los meses de junio y julio. Antes se tuvo que hacer la ubicación de los maestros en los municipios, todo el proceso de contratación y el envío de los materiales para el arranque. En el eje Misiones por la Diversidad Cultural ya se han realizado diagnósticos participativos a nivel estatal en 31 estados, salvo la Ciudad de México, porque la intención del programa es empezar de afuera hacia adentro, empezar en los territorios y municipios donde generalmente no hay impacto de las políticas culturales de Estado”, argumentó Esther Hernández.

Desde su llegada a la Secretaría de Cultura, Hernández habría dicho que este programa, que hoy representa, es la modificación de las reglas de operación de programas de la anterior administración como el Apoyo a la Infraestructura Cultural de los Estados y el Apoyo a las Instituciones Estatales de Cultura.

Una de las deficiencias que el nuevo equipo de Vinculación Cultural detectó es que la oferta cultural se concentra en los centros con mayor infraestructura, por lo que muchas de las personas de escasos recursos, o que viven en comunidades alejadas de estos centros, no tienen la posibilidad de acceder, según señaló Hernández.

“Uno de los problemas fundamentales es que la oferta cultural se concentra en las capitales de los estados, e incluso en las propias capitales la periferia o colonias alejadas no tienen acceso y participación en la cultura, la mayoría de las actividades siempre se programa en los centros de las ciudades en donde hay mayor infraestructura cultural. La gente con escasos recursos no tiene posibilidad de asistir a las actividades culturales, aunque sean gratuitas, muchas veces por el costo que les implica transportarse”, sentenció.

Por lo que aseguró que las acciones del programa de Cultura Comunitaria están encaminadas a evitar que la gente tenga que trasladarse, también uno de los objetivos planteados en el Plan Nacional de Desarrollo (PND), “que la gente no tenga que trasladarse más de 5 kilómetros para ir a una actividad de este tipo”, destacó.

En el periodo de trabajo de este mes de junio, y que terminará en diciembre del presente año, se cubrirán siete de las 10 regiones, conformadas de tres estados por cada región, siendo las únicas excepciones los estados de Oaxaca, Veracruz y el Estado de México debido al cuantioso número de municipios que habitan.
Diagnóstico por estado

En este periodo se hará un diagnóstico a nivel estatal y 15 días después se realizará un programa de actividades con artistas locales, nacionales, retribución social de becarios del Fondo Nacional para la Cultura y las Artes, así como grupos artísticos de la propia Secretaría de Cultura y de las instituciones estatales de cultura.

Entre algunos de los alcances de este programa, la titular de Vinculación adelantó el trabajo que se realizará “en la tierra mazateca de Oaxaca acerca de la memoria histórica de los hermanos Flores Magón con el pueblo mazateco. También estamos trabajando en centros de reclusión, empezamos con el reclusorio norte de la Ciudad de México con un proyecto de artes visuales y adicionalmente estamos en visitas en centros penitenciarios para definir, en cada uno, cuáles son las actividades que vamos a tener”.

Además, entabló una colaboración con el albergue Amar en Nuevo Laredo, Tamaulipas, donde atienden a niños migrantes. “Toda la actividad está focalizada en el territorio para fortalecer las actividades locales que ya están instaladas en los municipios, el hecho de reconocer que hay una riqueza cultural y que lo que se necesita es el acompañamiento para mostrar ese trabajo”, reconoció Hernández.
Comunidades piden respeto y no folclorizar su cultura

Enfatizó que otra de las necesidades de las personas en las comunidades y periferias ha sido formar parte del programa, por lo que quienes entraron en el proceso de selección para impartir talleres o como promotores culturales serán debidamente contratados, con un pago mensual y un seguro por el riesgo que implica estar en territorio.

“La gente quiere participar, formar parte de un programa, el hecho de que se les involucre, que ellos puedan opinar, que puedan proponer, como cuáles son las actividades que se van a realizar y exponer”, comentó.

“Lo que están pidiendo es proyección nacional e internacional de sus prácticas y el respeto a no descontextualizar las prácticas que tienen elementos rituales, por ejemplo, no descontextualizarlas y no volverlas como espectáculos”, detalló.

En este sentido, aclaró que “el programa no sólo trabaja en comunidades indígenas, lo comunitario no sólo es eso, evidentemente hay mucho de ello, pero el sentido comunitario debe formar parte del elemento en común que congrega a un grupo de personas”, explicó.

“En el caso específico de las comunidades indígenas, el hecho fundamental para evitar la folklorización de su cultura es el respeto y el acuerdo con las comunidades. Estamos estableciendo ciertos mecanismos a través de asambleas. Ellos son los que deciden qué se muestra, cómo se muestra y en qué contexto”, finalizó.

Comentarios

“”

Comentarios

“”

Comentarios

“”

Comentar esta noticia