Día Mundial contra el Cáncer 2020: aumentó 20% mortandad en México desde el año 2000

Es la tercera causa de muerte en el país y estadísticas muestran que las mujeres son quien más lo padecen.

En medio del desabasto de medicamentos contra cáncer para niños en las instituciones de salud pública este Día Mundial contra el Cáncer 2020, México tiene mucho que reflexionar ya que desde el año 2000 aumentó 20% la mortandad de pacientes que lo padecen.

De acuerdo con el Instituto Nacional de Geografía y Estadística (INEGI), entre 2010 y 2018 las defunciones relacionadas con el cáncer, o tumores malignos, han pasado de 70,240 a 85,754.

Esta situación ha provocado que el cáncer sea la tercera causa de muertes en el país, sólo por debajo de las enfermedades del corazón y la diabetes.

En el marco del Día Internacional Contra el Cáncer, los datos más recientes del INEGI revelan que son las mujeres las que registran un mayor número de decesos, pues sólo en 2018 se reportaron 44,164 casos, lo que representa un alza de 23.2% respecto a 2010, año en el que hubo 35,823.

La prevención y detección temprana son esenciales para disminuir las cifras de mortalidad por cáncer, ya que en México se registra 14% de las defunciones por esta enfermedad, afirmó el director general del Instituto Nacional de Cancerología (INCan), Abelardo Meneses García.

Detalló que el 30% de casos son prevenibles y otro 30% se puede diagnosticar oportunamente, lo que generaría un 60% de probabilidad de curación, razón por la que es importante fomentar estas acciones ya que el cáncer, durante su etapa inicial, no duele. Cuando se registran los síntomas es porque ya está avanzado ya que comprime los nervios y ocasiona dolor u obstrucción, dependiendo de donde crezca el tumor.

Mencionó que en México se diagnostican 191,000 casos de cáncer al año, de los cuales 84,000 fallecen. Estas cifras lo ubican como la tercera causa de mortalidad en el país y la segunda en Latinoamérica.

El especialista destacó que el cáncer más frecuente en el país es el de mama, con 27,500 casos por año; seguido del de próstata con 25,000; colon, 15,000; tiroides 12,000; cervicouterino, 7,870 y de pulmón con 7,810. A su vez, el cáncer de mama ocasiona 7,000 defunciones al año, el de próstata 6,900; colon, 7,000; tiroides, 900; cervicouterino, 4,000, y pulmón, 6,700.

Solo el 10% de todos los tumores están asociados al factor hereditario y dentro de esta categoría se encuentran el cáncer de mama, de próstata, colon y cuerpo uterino (endometrio). El riesgo aumenta si la persona está expuesta a más de un factor.

De acuerdo con el Instituto Nacional de Cancerología (INCan) el tabaquismo, el alcohol, el sedentarismo, el consumo de alimentos calóricos, las bebidas azucaradas y la falta de ejercicio son algunos factores que están relacionados con al menos el 30% de los distintos tipos de cáncer.

¿Cuándo sospechar un cáncer?

Es engañoso ya que los síntomas pueden ser los mismos que los de una enfermedad viral. Por lo tanto es primordial el rol del médico en la detección de la patología.

En medio del desabasto de medicamentos contra cáncer para niños en las instituciones de salud pública este Día Mundial contra el Cáncer 2020, México tiene mucho que reflexionar ya que desde el año 2000 aumentó 20% la mortandad de pacientes que lo padecen.

De acuerdo con el Instituto Nacional de Geografía y Estadística (INEGI), entre 2010 y 2018 las defunciones relacionadas con el cáncer, o tumores malignos, han pasado de 70,240 a 85,754.

Esta situación ha provocado que el cáncer sea la tercera causa de muertes en el país, sólo por debajo de las enfermedades del corazón y la diabetes.

En el marco del Día Internacional Contra el Cáncer, los datos más recientes del INEGI revelan que son las mujeres las que registran un mayor número de decesos, pues sólo en 2018 se reportaron 44,164 casos, lo que representa un alza de 23.2% respecto a 2010, año en el que hubo 35,823.

La prevención y detección temprana son esenciales para disminuir las cifras de mortalidad por cáncer, ya que en México se registra 14% de las defunciones por esta enfermedad, afirmó el director general del Instituto Nacional de Cancerología (INCan), Abelardo Meneses García.

Detalló que el 30% de casos son prevenibles y otro 30% se puede diagnosticar oportunamente, lo que generaría un 60% de probabilidad de curación, razón por la que es importante fomentar estas acciones ya que el cáncer, durante su etapa inicial, no duele. Cuando se registran los síntomas es porque ya está avanzado ya que comprime los nervios y ocasiona dolor u obstrucción, dependiendo de donde crezca el tumor.

Mencionó que en México se diagnostican 191,000 casos de cáncer al año, de los cuales 84,000 fallecen. Estas cifras lo ubican como la tercera causa de mortalidad en el país y la segunda en Latinoamérica.

El especialista destacó que el cáncer más frecuente en el país es el de mama, con 27,500 casos por año; seguido del de próstata con 25,000; colon, 15,000; tiroides 12,000; cervicouterino, 7,870 y de pulmón con 7,810. A su vez, el cáncer de mama ocasiona 7,000 defunciones al año, el de próstata 6,900; colon, 7,000; tiroides, 900; cervicouterino, 4,000, y pulmón, 6,700.

Solo el 10% de todos los tumores están asociados al factor hereditario y dentro de esta categoría se encuentran el cáncer de mama, de próstata, colon y cuerpo uterino (endometrio). El riesgo aumenta si la persona está expuesta a más de un factor.

De acuerdo con el Instituto Nacional de Cancerología (INCan) el tabaquismo, el alcohol, el sedentarismo, el consumo de alimentos calóricos, las bebidas azucaradas y la falta de ejercicio son algunos factores que están relacionados con al menos el 30% de los distintos tipos de cáncer.

¿Cuándo sospechar un cáncer?

Es engañoso ya que los síntomas pueden ser los mismos que los de una enfermedad viral. Por lo tanto es primordial el rol del médico en la detección de la patología.

Posibles síntomas relacionados con el cáncer, que ameritan una consulta son su médico de cabecera:

• Fiebre, pérdida de peso y apetito, palidez, fatiga, sangrados o moretones de fácil aparición, persistentes e inexplicables.

• Bultos en abdomen, pelvis, cuello y cabeza, extremidades, testículos, ganglios.

• Dolor en huesos, articulaciones, espalda y fracturas fáciles.

• Manchita blanca en el ojo, estrabismo, ceguera o pérdida de visión, protuberancia del globo ocular.

• Signos neurológicos como cambios de conducta, trastornos de equilibrio, marcha, dolor de cabeza, agrandamiento de la cabeza.

• Vómitos por la mañana, estados febriles recurrentes no relacionados con infecciones.

Comentar esta noticia