Con videos de 160 horas, Emilio Lozoya negoció su extradición a México

El ex titular de Pemex, Emilio Lozoya es transferido desde España a México para enfrentar a la justicia por un supuesto fraude de 280 millones de dólares en la compra de una planta chatarra de agronitrogenados que adquirió con Alonso Ancira, dueño de Altos Hornos de México. Además de los sobornos millonarios que recibió de la empresa Odebrecht.

De acuerdo con el periódico Reforma, las videograbaciones que pretende entregar cuentan con 160 hora de material audiovisual contenidos en 12 videos en los que aparecen legisladores e importantes políticos mexicanos que recibieron sobornos para aprobar la reforma energética, así como otras iniciativas.

Según el medio, la información que fuentes cercanas al caso les dieron, habría una buena cantidad de funcionarios de distintos niveles que aceptaron los sobornos y participaron en la aprobación de la misma en diciembre del 2013.

Estos pagos habrían ocurrido en las oficinas del ex director general, ubicadas en la Torre de Pemex. Dentro de los negociadores de oposición del senado estaban Salvador Vega Casillas, Jorge Luis Lavalle, Raúl García Guzmán, Francisco Domínguez e incluso, el actual gobernador morenista del estado de Puebla, Miguel Barbosa.



Fantasía Radio


Mientras que en la Cámara de Diputados se encuentran figuras como Arturo Escobar y Pablo Escudero.

Una de las principales razones por las que el ex funcionario permitió la extracción fue, de acuerdo con El Universal, por la figura jurídica del “criterio de oportunidad”, estipulada en el artículo 256 del Código de Procedimientos Penales.

Esta figura tiene por objetivo que el imputado colabore con las autoridades con el fin de involucrar a personajes de niveles superiores que hayan tenido que ver con el caso en cuestión.

En dicha situación, políticos con un rango superior al de Lozoya como el ex secretario de Hacienda, Luis Videgaray, el ex titular de la Secretaría de Energía, Pedro Joaquín Coldwell y hasta Peña Nieto podrían resultar implicados en el conocido caso Odebrecht.

El pasado 14 de junio la Fiscalía General de la República (FGR) informó que un avión recogió al ex director de Petróleos Mexicanos (Pemex) en calidad de extraditado. La aeronave partió de la capital rumbo a España durante sobre las 16:00 hora local (21.00 GMT) y arribó a la capital española tras una travesía de 13 horas y media, con una escala técnica en Canadá.

En Madrid se mantendrán hasta que “se cumplan los trámites administrativos y migratorios respectivos” y posteriormente regresarán a la Ciudad de México “en un vuelo en el que el agregado de la FGR, en España y Europa, Luis Alejandro Cervantes Vázquez, viajará junto con el detenido”.

Una vez que hayan culminado los trámites y dicha persona (Lozoya) esté saliendo de España, el Ministerio Público Federal (MPF) le informará a los jueces de control de México la hora aproximada de su llegada a la Ciudad de México”
La Fiscalía señaló que cuando Lozoya aterrice en la capital mexicana “se aplicarán los protocolos de derechos humanos al extraditado, como parte de sus prerrogativas, y será revisado por un médico de la FGR para acreditar su integridad física”.

La investigación de la actual FGR derivó en una orden de aprehensión contra el ex funcionario por lavado de dinero. El pasado 30 de junio, el fiscal general de la República, Alejandro Gertz Manero anunció que Emilio Lozoya había aceptado ser extraditado a México.

El fiscal aseguró que Lozoya Austin manifestó su consentimiento para ser entregado e incluso dio su ofrecimiento de “colaboración para esclarecer los hechos que le han sido imputados”.

Comentar esta noticia